Quiero ser un superhéroe, ¿y tú?

 
 
¿Te has preguntado alguna vez por qué nos fascinan tanto los superhéroes? Cada año Hollywood estrena  películas nuevas y ‘remakes’ de súperman, batman o algún otro. Todas ellas siendo un gran éxito de taquilla. ¿Por qué seguimos yendo a ver las mismas historias una y otra vez?
 
Antes de convertirse en superhéroes eran personas con las que fácilmente nos podíamos identificar. Despiertan en nosotros simpatía porque en un momento clave de sus vidas son dañadas, sufren alguna desgracia que marca un antes y un después en su historia vital. 
 
La vida está llena de altibajos. Nadie nos puede asegurar que la nuestra vaya a ser tranquila y feliz. Todos nosotros hemos pasado por un pequeño bache o incluso por una gran adversidad. El modo en cómo los afrontamos determina nuestra historia y nuestra calidad de vida posterior. 
 
Los superhéroes nos recuerdan cómo, ante las dificultades, podemos salir fortalecidos e incluso cambiar nuestra vida. Quizá vayamos al cine para recordar que seguimos teniendo el poder de elegir y cambiar nuestro rumbo. 
 
Pero, en la otra cara de la moneda nos encontramos con los villanos. No habría superhéroes sin villanos contra los que luchar. Ellos también han vivido dificultades, tienen su propia historia personal basada en alguna dolorosa pérdida o un trato injusto en el pasado. También justifican la lucha debido a su dura historia personal, sin embargo, han escogido un camino completamente diferente al de nuestro héroe. 
 
Por lo que todo se resume en ‘elecciones’: la elección de dejarse llevar por la pena o la elección de aprender y levantarse. 
 
Las personas que eligen el camino de ‘aprender y levantarse’ son descritas como personas resilientes. ‘Resiliencia’ es un término que usamos en psicología para describir la capacidad de las personas de adaptarse e incluso aprender y convertirse en personas más fuertes tras enfrentarse a situaciones difíciles. 
 
 
¿Cómo son las personas resilientes?
 
 
No son diferentes de ti o de mi, simplemente han aprendido a lo largo de su vida estrategias que tu también puedes aprender.  La Asociación Americana de Psiquiatría (APA) describe a las personas resilientes a través de 4 características básicas:
 
1. Capaces de hacer planes realistas y dar los pasos para conseguirlos
2. Mantienen una visión positiva de si mismos
3. Utilizan buenas habilidades de comunicación
4. Tienen capacidad para manejar sus sentimientos e impulsos
 
¿Y cómo podemos desarrollar esas características? Os dejo 10 claves que la psicóloga y esritora Kendra Cherry nos ofrece:
 
1.  Confía en tus propias habilidades de afrontamiento. Crea pensamientos positivos sobre tus capacidades y puntos fuertes. Podemos observar como hay momentos en los que todo  superhéroe duda de su capacidad para seguir luchando. En el momento en que recuerda todo su poder y de lo que es capaz, su historia da un giro. Y empieza a  luchar incluso con más firmeza y fuerza que antes.
 
2. Encuentra un propósito para vivir. Los superhéroes luchan por conseguir justicia y un mundo mejor para los demás. Aspecto que puedes incorporar a tu vida. Las personas voluntarias en ONGs, por ejemplo, acaban recibiendo mucho más de lo que dan.
 
3. Cuida de tus amistades. Contar con amistades que te apoyen y te permitan compartir tus sentimientos y pensamientos. En momentos de crisis te ayudarán a buscar soluciones y te darán feedback positivo de tus propias habilidades.  Por ejemplo, Bruce Wayne (Batman) cuenta de forma incondicional con su mayordomo Alfred. Éste le recuerda constantemente quién es y a dónde quiere y puede llegar. 
 
4. No temas al cambio. Las personas resilientes suelen ver los cambios como una oportunidad. 
 
5. Sé positivo. Mantenerse positivo en momentos de crisis no es fácil, pero sí podemos mantener la esperanza de que un futuro mejor nos espera. No se trata de olvidar lo negativo de nuestra situación, si no de saber que ‘a pesar de’ podremos llegar a estar mejor.
 
6. Cuida de ti mismo. Cuando no nos encontramos en un buen momento solemos descuidar nuestra dieta, dejamos de arreglarnos o de hacer ejercicio. Hacer el esfuerzo de mantener estas actividades te dará fuerza para afrontar los cambios.
 
7.  Desarrolla tu capacidad para resolver problemas. Para ello puedes utilizar el siguiente truco: Cada vez que te enfrentes a un nuevo reto haz una lista de las posibles maneras que tienes de solucionarlo. Pon en práctica estas estrategias y valora los resultados. Los superhéroes también prueban una y otra vez diferentes estrategias, hasta que encuentran la adecuada.
 
8. Establece objetivos y escribe los pasos para alcanzarlos. Los superhéroes preparan minuciosamente su plan para vencer al ‘malo’, haz tu lo mismo.
 
9.  Empieza ya a dar los pasos necesarios para solucionar tu problema. Esperar a que pase el tiempo no va a hacer que desaparezca. Si algo distingue a los superhéroes es su capacidad para entrar en acción.
 
10. Sigue trabajando en tus aptitudes y habilidades.  Los cambios llevan su tiempo, persevera y poco a poco verás los resultados. Los superhéroes no se rinden.
 

Por último os dejo un vídeo inspirador de la película ‘El caballero oscuro’ en la que aparece una de las frases más memorables de toda la trilogía:

“¿Por qué nos caemos? Para aprender a levantarnos, señor Wayne”

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 


One thought on “Quiero ser un superhéroe, ¿y tú?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s