9 reglas para sacar el máximo partido a tu estudio

1. Repasa: Después de haber leído una página, mira hacia otro lado y trata de recordar las ideas principales. Subraya poquitas cosas y nunca aquello que no haya venido a tu mente en este primer ejercicio. Intenta recordar las ideas principales en tu camino a clase o en una habitación diferente de dónde las aprendiste por primera vez. La capacidad para recordar es un indicador clave del buen aprendizaje.

2. Examínate: Acerca de todo. Todo el tiempo. Las tarjetas de repaso pueden ser tus grandes aliadas. En un lado de la tarjeta pon una pregunta y por la parte de atrás la respuesta. Llévalas contigo siempre. Podrás utilizarlas en el autobús, cuando estés esperando para entrar en clase, etc.

3. Espacia tu aprendizaje: Reparte tu aprendizaje de cualquier tema en poquitos cada día, como hace un atleta. Tu cerebro es como un músculo sólo puede manejar una cantidad limitada de ejercicio sobre un tema al mismo tiempo.

4. Utiliza diferentes técnicas: Nunca practiques durante demasiado tiempo con la misma en una sola sesión. Después de un tiempo sólo estarás repitiendo lo que ya has hecho en tus primeros esfuerzos. Esto te enseñará cuándo y cómo utilizar cada técnica. Después de cada tarea y examen, revisa los errores. Asegúrate de que entiendes por qué los has hecho y vuelve a hacer el ejercicio. Para estudiar más efectivamente re-escribe (no lo teclees, es menos efectivo. Escribir a mano genera estructuras cerebrales más fuertes) en un lado de una tarjeta de repaso el problema/pregunta y por el otro la solución. También, puedes darle la vuelta a la hoja y ver si los puedes hacer de nuevo en frío.

5. Haz descansos: Es muy común que no seas capaz de resolver los problemas de matemáticas o de ciencias la primera vez que te los encuentres. Por este motivo, un poco de estudio cada día es mucho mejor que estudiar mucho en un sólo día. Cuando te quedes estancado, tómate un descanso.

6. Utiliza preguntas explicativas y analogías simples: Cuando un concepto te resulte difícil pregúntate: ¿cómo puedo explicar esto para que un niño de 10 años lo entienda? Las analogías también ayudan, hacer el esfuerzo de decirlas en voz alta y escribirlas hará que tu aprendizaje sea más duradero.

7. Céntrate: Silencia el teléfono y apaga el ordenador. O cualquier aparato que pueda despistarte. Programa una alarma para dentro de 25 minutos y trata de trabajar diligentemente durante ese tiempo. Una vez suena la alarma, descansa un poco y vuelve otra vez.

8. Lo que no te gusta, primero: Haz lo más difícil o lo que menos te gusta al principio del día, cuando aún estás fresco/a.

9. Si te falla la motivación…: Imagina de dónde vienes y compáralo con dónde quieres que tus estudios te lleven. Pon una nota o una imagen en tu escritorio. Míralo cuando tu motivación decaiga.

FUENTE: A Mind for Numbers: How to excel in Math and Science (Even if You Flunked Algebra) by Barbara Oakley, Penguin, July, 2014


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s