La tristeza es necesaria y útil

Los seres humanos tenemos un amplio rango de emociones. En cada etapa de nuestra vida vamos a ir sintiendo unas u otras. Incluso en un mismo día podemos oscilar entre emociones agradables y emociones desagradables.

photo-1428263197823-ce6a8620d1e1Dentro de las emociones desagradables se encuentra la tristeza.

La tristeza forma parte de las emociones que podemos calificar como ‘sanas’. Es normal sentirla de vez en cuando e, incluso, por temporadas largas.

Los psicólogos solemos compartir en nuestros blogs contenido sobre cómo ser feliz (o más feliz). Sobre lo que tienes que hacer para disfrutar de la vida, del momento presente o sobre cómo mejorar tu relación de pareja.

Compartir estas pautas es positivo y útil. Pero también es justo normalizar la tristeza y no presionar para que te encuentres mejor en el menor tiempo posible.

Es fácil encontrar artículos en la red que buscan la solución inmediata: “Cómo sentirte bien en los siguientes cinco minutos”, “Cómo mejorar tu estado de ánimo en diez sencillos pasos”, etc…Triunfan también las frases con mensajes positivos y ‘buenrolleros’. Todo dirigido a ‘sentirse bien’.

A veces, parece que nos olvidamos de que estar apenado es tan útil y tan necesario como sentir alegría. La vida no es plana ni estable. Vamos a vivir todo tipo de experiencias y algunas nos van a llevar a sentir emociones desagradables.

Las emociones ‘molestas’ nos indican que algo no va cómo nosotros queremos. Funcionan como una alarma que nos invita a reflexionar sobre áreas de nuestra vida que consideramos no están dónde queremos que estén. Pueden incluso ayudarnos a salir de situaciones que no nos gustan, pensando sobre lo que queremos y lo que no. Ya sea una relación de pareja, un trabajo o algo de nosotros mismos. Nos incitan a probar nuevos caminos y a abrir puertas que antes teníamos cerradas.

Durante las crisis movemos aquellas piezas que no encajan. Las colocamos en ‘su’ lugar e inauguramos una nueva etapa. Los sentimientos como la felicidad son muy deseables, pero querer sentirlos ‘siempre’ nos lleva irremediablemente al fracaso. Es imposible estar “todo el día-todos los días” bien. Además de ser contraproducente, ¿te imaginas sentirte maravillosamente después de sufrir un golpe importante en tu vida?

Las prisas y la impaciencia para salir de un estado de tristeza no sirven para nada. Cada uno tenemos nuestro ritmo. La vida está constituida por etapas y tenemos que vivir cada una de ellas. Y éstas durarán el tiempo que necesites. Incluso puedes llegar a necesitar la ayuda de un profesional, pero sin condenas ni presiones.


6 thoughts on “La tristeza es necesaria y útil

  1. Buenísimo. “Anímate; deja de estar triste; no llores, ¡pero si no tienes nada por lo que quejarte!”. Quizás si me dejas estar triste se me pasará antes, sino sólo me lo quedaré dentro y será peor.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s