Qué es la Fatiga Pandémica y qué puedo hacer para llevarlo mejor

Medidas preventivas contra la COVID-19

A estas alturas de la pandemia la mayor parte de nosotrxs sentimos una sensación de cansancio, tristeza y/o hastío con y por la situación. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que estas sensaciones nos llevan a una desmotivación para seguir las conductas de protección recomendadas. Por lo que la OMS ha llamado a este fenómeno «Fatiga Pandémica».

Su aparición es gradual y está afectada por diversas emociones, experiencias y percepciones. Además, se ve influenciada por el contexto, social, cultural, estructural o legislativo.

Es importante tener en cuenta que estas emociones son una respuesta natural y esperada a una crisis prolongada. Aunque las vivamos o etiquetemos como «negativas» tienen que ver con una reacción sana y natural del cuerpo ante situaciones de estrés. Estas emociones son las que nos permiten parar, darnos tiempo para entender, adaptarnos y actuar en consecuencia.

Según la OMS, la Fatiga Pandémica, está afectando a un 60% de la población europea. En el caso de España, se estima que un 40% de la población presenta síntomas graves o moderados de depresión como la falta de interés por las actividades de la vida diaria, desesperanza o decaimiento. También han encontrado que, en un 30% de la población, aparecen síntomas de ansiedad como preocupaciones recurrentes, nerviosismo, hambre emocional o problemas de sueño.

Como se observa en la estadística, la mayor parte de la población tiene las herramientas para poder sobrellevar la Fatiga Pandémica, pero, en algunos casos, es necesaria una intervención más especializada. Sabré que necesito ayuda si las emociones que siento son muy intensas, incapacitantes y/o persistentes en el tiempo. Llegados a este punto es necesario la consulta con una psicóloga o psicólogo especializado.

¿Y qué puedo hacer para llevarlo mejor?

  1. Trata de identificar tus pensamientos: Lo que piensas influye en lo que sientes y en cómo te comportas. Por lo que es muy importante cuidar tus pensamientos y aprender a pensar de forma sana y equilibrada
  2. ¡Cuestiónalos!: A veces nuestras interpretaciones sobre las situaciones que vives pueden ser erróneas. Por ejemplo tienes algo de tos y, automáticamente, piensas que puede ser que te hayas contagiado. Esta conclusión te puede llevar a sentir miedo y/o angustia. Cuando, en realidad, no tienes pruebas objetivas que te indiquen que se trata del Coronavirus.
  3. Trata de centrarte en el presente y en el futuro más inmediato: Realmente no tenemos forma de saber qué va a pasar en unas semanas o meses. Ten esto en cuenta cuando tu cabeza trate de adivinar el porvenir y, sobretodo, cuando intente adivinar en negativo. Ojo con los «y sis…»
  4. Puede ayudarte tener una frase que te ayude a relativizar. Cuando notes que estás catastrofizando o sintiéndote mal, puedes repetirla para recordarte que no todo es tan malo o que no todo tiene por qué ir mal.
  5. Importante mantener un estilo de vida saludable. Ya era importante antes de la pandemia aprender a comer de forma equilibrada, hacer deporte de forma regular y tener una serie de actividades que nos ayudasen a regularnos emocionalmente como las aficiones. En estos tiempos tenemos que ponerlas en el primer lugar de la lista.
  6. No olvidarse de mantener un horario, una rutina, higiene de sueño, tiempo para ti…
  7. Ojo con las noticias: con una vez al día es suficiente. Importante utilizar fuentes fiables y oficiales. Huir de las Fake News, perfiles polémicos de las redes sociales y grupos de Whatsapp.

Es importante tener en cuenta que no todo el balance de los efectos de la pandemia sobre la población es negativo. La mayor parte de los encuestados en los estudios realizados, ( Malestar psicológico derivado de la COVID-19 en la segunda ola_Consejo General de la Psicología de España y Sonae Sierra), un 80% de los participantes dice que la pandemia le ha servido para valorar las otras cosas más importantes de su vida, para desarrollarse como mejor persona y, un 30%, que sus relaciones personales se han visto mejoradas. También parte de los encuestados afirman que les ha ayudado a dejar hábitos no saludables reduciendo el consumo de alcohol (33% encuestados) y tabaco (14,5% encuestados).

EXTRA:

Algunas ideas de ejercicios que nos ayudan a regularnos emocionalmente y que podemos hacer en casa:

  1. Meditar y relajarme
  2. Escribir un diario
  3. Escribir, al final del dia, 5 cosas por las que puedo estar agradecida
  4. Dibujar
  5. Escuchar música y bailar
  6. Llamar a una amiga
  7. Cocinar
  8. Limpiar y ordenar (aunque suene raro)
  9. Leer
  10. Series/películas
  11. Ducha relajante con sus momentos de autocuidado (cremas, etc)

One thought on “Qué es la Fatiga Pandémica y qué puedo hacer para llevarlo mejor

  1. Pingback: Nuestro blog

Deja un comentario